Tarde de domingo

tarde de domingo copy

 

A lo largo de su taller en Albarracín, Pablo Auladell nos propuso trabajar sobre diversos temas. Uno de ellos era ilustrar una tarde de domingo. Después de darle muchas vueltas recordé el viejo kiosco de la plaza y los niños a su alrededor jugando con las peonzas. Después pensé en Machado y sus primeros poemas simbolistas en los que identifica su estado de ánimo con plazas vacías al caer la tarde, desoladas como un cuadro de Chirico…

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *