Castro de Irueña, Salamanca

Asentamiento defensivo

Irueña se levanta sobre un cerro formado en la desembocadura del arroyo Rolloso en el río Águeda. Ambos cursos de agua y las empinadas pendientes del cerro ofrecieron al poblado una inmejorable defensa en casi todo su perímetro, con excepción de su lado meridional. A pesar de que solamente éste requería una protección artificial, los habitantes de Irueña construyeron una muralla en todo su contorno para completar su protección.

Texto: Vacceo

Modelo digital del terreno
Reconstrucción del castro
Detalle de la muralla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *